Fondo Mundial para el SIDA, la TB y la Malaria, Reunión de Reaprovisionamiento de Recursos en Nueva York o “el vaso medio vacío”

October 6, 2010

Posted by KCs: Latin America

Los Corresponsales Clave siguen compartiendo novedades desde sus comunidades en Latinoamérica.

Escribe Corresponsal Clave Javier Hourcade Bellocq

El Fondo Mundial para el SIDA, la TB y la Malaria organizó el 4 y 5 de octubre una reunión para recolectar las promesas financieras de los principales donantes de este mecanismo. La reunión no tuvo grandes sorpresas, los contribuyentes principales del Fondo, países desarrollados, fundaciones y empresas privadas expresaron sus modestos compromisos de donación para el periodo 2011/13.

El monto total recolectado en la reunión de Nueva York asciende a 11,7 mil millones de dólares americanos. Este monto está lejos de cubrir las necesidades del Fondo Mundial estimadas en 20 mil millones de dólares para lograr un real impacto positivo en las tres enfermedades.

También es importante resaltar que 8,8 mil millones de lo recaudado se encuentra ya comprometido en programas en ejecución.

Como explicamos en un reciente articulo, “¿Podremos terminar con la pobreza en 2015?”, la diferencia entre un escenario real de casi 12 mil millones y uno necesario de 20 mil millones, representará aproximadamente 3 millones de personas menos en tratamiento antirretroviral en los próximos 3 años y demorar dramáticamente la posibilidad erradicar la transmisión perinatal del VIH (permitiendo que los bebés nacidos de madres positivas nazcan libres del VIH).

“Esperábamos al menos US$20 mil millones para continuar la lucha contra las tres enfermedades y los esfuerzos por salvar vidas,” indicó Carol Nyirenda, miembro de la Junta de la Delegación de las Comunidades. “Pero en cambio, la mayoría de los donantes ha optado por la política por encima de la necesidad de una reforma socio-económica”.

“En Sudáfrica muchas personas fueron salvadas con programas de tratamiento del VIH y la TB apoyados por el Fondo Mundial”, dijo hoy en Nueva York Nkhensani Mavasa de TAC, un grupo de activistas, y agregó en relación con el resultado de la reunión: “Ahora tengo miedo de lo que esto significará para Sudáfrica, las vidas que vamos a perder y nuestros planes estratégicos nacionales morirán de hambre de recursos necesarios para acercarnos al Acceso Universal”.

La reunión presidida por el Secretario General de las Naciones Unidas, Ban Ki-moon, tuvo mucha diplomacia y pocas sorpresas. Argumentando razones políticas, económicas y de transiciones de las administraciones, los gobiernos del Reino Unido, Holanda, España y Suecia no comprometieron recursos en esta reunión. Por ello la cifra anunciada incluye ya estimaciones sobre sus posibles contribuciones futuras. Comparativamente con la reunión del ciclo anterior, en Berlín, se consiguió un sensible incremento de las contribuciones totales, pero las necesidades de dinero y el tamaño de los programas exceden a éstas.

Uno puede asumir el discurso optimista para estas reuniones y decir por ejemplo que lo recolectado envía un mensaje claro sobre el compromiso con la salud global de un grupo de países y entidades privadas en tiempo de crisis. Y miles de millones de dólares puede parecernos un cifra impresionante, sin embargo no son suficientes. Aunque parezca mentira esta cifra representa un lugar de relativa comodidad para los donantes.

En sus intervenciones de los últimos días algunos donantes parecieron justificar sus acotadas contribuciones con preocupaciones sobre la eficiencia, la eficacia, el valor del dinero y algunos hechos recientes de corrupción en países implementadores. Sobre esto mismo, es oportuno mencionar que el Fondo Mundial es el único mecanismo multisectorial con un ajustado mecanismo de auditoría independiente: la Oficina del Inspector General, que investiga las acusaciones y pruebas sobre el mal uso de los recursos, llevando a sus responsables ante la justicia. Cosa poco probable en situaciones similares con programas gestionados por los mecanismos bilaterales (entre gobiernos) de cooperación para el desarrollo.

En este sentido, el Director Ejecutivo del Fondo Mundial Michel Kazatchkine precisó hoy en la conferencia de prensa: “Los recursos reunidos en esta semana son suficientes sólo para continuar con las operaciones. Si esta ha sido la última palabra de los donantes, estos recursos no serán suficientes para responder a la demanda creciente de los países y para cumplir con los Objetivos de Desarrollo del Milenio 4, 5 y 6 en el 2015”.

El Fondo es uno de los mecanismo más innovadores de la Salud Pública contemporánea. Se creó respondiendo a una necesidad urgente de incrementar los recursos adicionales disponibles para la lucha contra las tres enfermedades. Un “barco que se ha construido mientras se navegaba” con los desafíos que esto conlleva, atravesando una serie de tormentas, propias y ajenas.  Una nave que lleva abordo la suerte de millones de personas pobres, vulnerables, enfermas y afectadas por estas epidemias.

El barco esto días pareció quedar sin combustible y con las velas ajadas. Algunos pueden argumentar sobre todo lo que hemos avanzado en dirección a la costa y que seguimos a flote, pero nadie pude precisar por cuánto tiempo y cuál es la distancia que nos separa de un puerto seguro.

El Fondo Mundial para el SIDA, la TB y la Malaria es “víctima de su propio éxito”, intentando financiar todas las expresiones de demanda de buena calidad técnica, iniciativa que esta semana pareció quedar a la deriva. Las agendas cambian junto con las prioridades de quienes tienen los recursos para salvar vidas. Si la crisis económica global amaina, las excusas se habrán terminado.

Próximamente publicaremos una reseña del informe del Presidente de la Reunión y un análisis sobre el rol de los países de la región de Latinoamérica en esta materia.

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

You may use these HTML tags and attributes: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>